lunes, 3 de noviembre de 2008

NOS NO “QUEDAR” NADA.

No nos queda nada, nada de nada, solo el futuro. No nos queda la intimidad, ni el simple hecho de dormir, no nos queda ni siquiera el olor que deseamos tener. ¿Quiénes son ustedes para juzgarme así? ¿Quiénes son ustedes seres despreciables, inmundos, bastardos? Caerán así, como los veo ahora yo, pedirán a gritos morir y ser liberados a ese lugar que anhelan (que tal vez no exista). Yo en cambio seguiré aquí, perdiendo el oficio si nada llega a mí, abatido esperando a la muza, enredado en cables imaginarios sin intentar salir nunca.
No nos queda nada, ni el obsoleto resplandor del sol en la loza, ni el resucitado aire del mediodía. No nos queda nada y nadie aquí lo sabe.

3 comentarios:

El Mostro dijo...

Vamos, arriba ese ánimo!



p/s: sacá la verificación de palabra mejor.

mariannbehnke dijo...

=)

Noe dijo...

y seguramente nadie lo comprende!

pero es muy bueno!