lunes, 13 de julio de 2009

En el oficio de dejarse matar, no hay que ser exigente.
En otras cosas, si. Esta claro.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

" Hay que colocar pequeñas cosas buenas y gente perfecta a nuestro alrededor; gente con la cual sea lícito conservar momentos y compartir felicidad. Su áurea madurez sana el corazón; lo perfecto enseña a tener esperanzas "

- no encontre donde escribirlo entero -

con respecto a lo que escribiste, me gusta.
un beso

anto

nube. dijo...

si te matan que no duela, que te droguen primero por lo menos!!!

Marcous dijo...

eso siempre nube, eso siempre