lunes, 4 de febrero de 2008

Ultimo Recuerdo

Es un día de otoño, nublado, lluvioso, lleno de hojas secas y yo caminaba junto al río, rejunte de agua sucia y almas perdidas. Al seguir voy observando la ciudad llena de luces y edificios, llena de penas y dolor, llena de todo y yo doy vuelta mi cabeza y de haber contemplado los suburbios paso a fijar mi vista sobre las no tan alejadas islas, perdidas en invierno, prendidas en verano son las que me llevan a pensar en aquellas cosas olvidadas, aquellas cosas que dejamos atrás, sigo dejando mi caminar atrás y sigo, me dirijo hacia el oscuro barrio de Pichincha, hago una curva y me introdujo en él, en el barrio del tango y el conventillo, miro sus calles y miro su entorno azul y gris, miro mi sendero y sigo caminando, la estación perdida de Rosario C; el cartel prohibido y la calla Callao, grandes lugares con los que me cruzo y en los que recuerdo aquellas andanzas, aquellas anécdotas y aquellas almas que esperaban el ruidoso y tardío tren, hoy Pichincha ya no escucha ese sonido, el del ferrocarril. Sigo caminando y a lo lejos la bajada, aquí la hermosa plaza, hoy olvidada, me paro en medio de ella y observo el banco que yo solía frecuentar a leer aquellos hermosos poemas del sr. Morrison y a escuchar dentro de mi cabeza las grandes melodías de aquel Astor Piazzolla e inventar junto a eso, historias en las cuales yo podía ser invencible y hoy lo frecuento pero solamente para pensar, solamente para poder recordar aquellos momentos felices de mi vida y así poder esperar la muerte feliz, hasta mañana o hasta siempre que me puedas recordar…


Maximiliano Calvo – Año 2004 - Rosario

3 comentarios:

Jools dijo...

lo que más me gustó
de tu blog.

infalible el sr. morrison.

un saludete, m.

j

Marcio dijo...

Excelente. Las calles tiene eso, todos los días de mi vida pienso en distintas calles, (las mías), y no actividad que me reconforte mas que salir a caminar por ellas cuando cae el sol...

Nuevo en tu blog. Saludos.

Marcio.

ai dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.