miércoles, 9 de julio de 2008

CAMBIAR

Cambian los días, pero siempre son los mismos, cambia el mundo y en definitiva es igual, cambian mis lugares, mis camas y la ciudad. Cambian las caras que recuerdo aquí, cambia Berlín y en sí ella también cambia conmigo, yo lo sé, puedo mirarla y entender que arrepentirme no sirve de nada y el dolor desaparece cuando la que no cambia es la canción.

1 comentario:

Birdnette dijo...

chchchchchanges. y si no cambiase que feo sería todo.